martes, 11 de marzo de 2014

El determinismo

El determinismo es una concepción filosófica que afirma que todo está determinado, es decir, inevitablemente causado. Por lo tanto, niega la existencia de libertad. Para ello, se basa en el principio de causalidad. Según este principio todo acontecimiento en el mundo está causado. Incluso, las acciones están determinadas por un factor en cuya presencia se dan inevitablemente. El principio de causalidad afirma que todo acontecimiento, incluyendo a los acontecimientos mentales, tienen una causa. Según el determinismo, quiere decir exactamente que no tenemos libertad de decisión. La razón de que consideremos que nuestras creencias, deseos y elecciones no están causados es la dificultad de establecer sus causas. Sin embargo, que sea difícil hallar la causa de algo no significa que carezca de ella.
Aunque, existe otra concepción filosófica que afirma la presencia de libertad (el indeterminismo), mi decisión ha explicaros el determinismo es por lo que ha producido en mi persona. En mi opinión, la libertad era algo evidente, pensaba "todos poseemos libertad", pero en realidad no es así. A continuación explicaré brevemente los argumentos que me han llevado a la aceptación de la ausencia de libertad:

- DETERMINISMO FÍSICO. Afirma que toda realidad está determinada y puede explicarse por leyes naturales, es decir, que todo está regido por leyes fijas y estables de la materia. El mecanicismo sostiene que la realidad debe ser entendida como un gran mecanismo o máquina. Uno de los defensores de este determinismo fue Laplace, que afirma que si conociésemos el estado actual de toda la materia y las leyes que la regulan, entonces conoceríamos el pasado y el futuro de todo el universo.


- DETERMINISMO GENÉTICO. Suele centrarse en la explicación del comportamiento de los animales y de los seres vivos. Según el determinismo genético, el comportamiento de un ser está determinado por el código genético que lo define. Por ejemplo, éstos definen nuestro carácter, nuestra constitución física y nuestras acciones concretas. Dawkins ha defendido una curiosa hipótesis: los organismos no somos más que la invención de nuestros genes para asegurarse la supervivencia.


-DETERMINISMO AMBIENTAL O EDUCACIONAL. Son los factores ambientales los que determinan nuestra conducta, pueden ser de diversos tipos como sociales, culturales económicos, ...., e incluso, factores educacionales y de aprendizaje. Así, pues la educación que he recibido y lo que he aprendido son decisivos de mi comportamiento. Para los defensores de esta postura, cualquier acción puede entenderse como una respuesta a condiciones ambientales. Por esta razón, es posible modificarla cambiando la influencia de las condiciones ambientales con el aprendizaje.

- DETERMINISMO ECONÓMICO. Son los factores económicos los que determinan nuestra conducta. Todo puede comprenderse recurriendo al funcionamiento de la economía: así pues si nos fijamos, la clave de las guerras, los cambios sociales, los estilos artísticos, etc. está en el funcionamiento de la economía. Una de las corrientes que defienden la influencia de los factores económicos en la conducta humana es el marxismo. Los seguidores de Marx consideran los factores económicos causas de nuestras acciones.


- DETERMINISMO TEOLÓGICO. En mi opinión ésta es el argumento más radical. Defiende la existencia de algo que está por encima del ser humano y que determina sus acciones. Todo lo que hacemos está ya previsto y fijado de antemano, ya sea por un hado o destino o por una voluntad superior o divina. El ser humano no es dueño de sus actos: es una marioneta en manos del hado o de la divinidad.. Para la teología reformista, si Dios es omnisciente, es decir, lo conoce todo, incluido lo que todavía no ha sucedido, debe de ser porque lo que no ha sucedido ya está, de alguna manera, establecido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario